Las instalaciones del colegio Pineda (Fuente de la imagen: Colegio Pineda)

El personal “oculto” de Pineda

140 views

Queremos poner en valor el trabajo del personal de mantenimiento de nuestro colegio

En este reportaje descubriremos quiénes están detrás del buen funcionamiento y mantenimiento del colegio Pineda. Antes de comenzar la investigación teníamos algunos conocimientos, pero necesitábamos indagar más sobre aquellas personas que conforman el personal de nuestro centro. Para ello hemos entrevistado a Ana Costa, la directora del colegio Pineda, que nos ha dado una idea básica de lo que hace el personal, al que ella trata de la misma manera, sin importar el cargo que ocupen. Para Ana, todas las personas que forman parte del personal de Pineda son importantes y esenciales.

Con las pautas que nos ha dado la directora hemos decidido averiguar quiénes son y la vida que llevan. Sin embargo, nuestro principal objetivo es dar voz a aquellos que dedican su tiempo y esfuerzo a hacer posible que Pineda funcione bien y que pasan muy desapercibidos.

Carmen, una de las trabajadoras de Pineda. (Fuente de la imagen: propia)

Carmen es nuestra primera protagonista. Es una de las del equipo de limpieza y lleva trabajando en Pineda desde 1998. Antes de entrar en este colegio ya trabajaba en otro centro, en un Colegio Mayor de Barcelona y consiguió un puesto en Pineda gracias a su currículum. Ella empezó trabajando como cocinera y con el tiempo llegó a su puesto de personal de limpieza. Además, se ha sincerado sobre su primer año aquí. Dice que fue un poco “raro”, ya que nada más entrar en el colegio se quedó embarazada. ¿Será verdad que Pineda te cambia la vida? 

Nos comenta que nunca rechaza un “Buenos días Carmen”, porque le saca una sonrisa para empezar su día laboral. En cuanto a su actual horario, ella trabaja desde las 8:00 de la mañana hasta las 15:30 de la tarde y asegura que no le parece para nada mal, ya que le encanta su trabajo y por eso mismo ha dedicado gran parte de su vida a él. Durante estos años de experiencia, su horario ha ido variando, ya que no siempre se ha encargado de la limpieza.

Ahora, con el COVID sus horas de trabajo también han cambiado y las normas de limpieza son más exigentes. Por ejemplo, antes no desinfectaban con tanta frecuencia las aulas como ahora. Su rutina diaria es de aplaudir. Empieza limpiando la zona de secretaría, cuando acaba, les lleva el desayuno a los sacerdotes y aprovechando que se encuentran en el oratorio, lo limpia. Seguidamente cambia las toallas del servicio de las profesoras y repone el jabón en los baños de las alumnas. Cuando finaliza todas estas tareas hace otras que son extra.

María Jesús es la responsable de mantenimiento. (Fuente de la imagen: propia)

La responsable del departamento de mantenimiento, María Jesús, no podía faltar en este reportaje puesto que es la persona que dirige al personal desde el año 2013. María Jesús, ex alumna de Pineda, nos ha contado su trayectoria en el colegio desde sus inicios. Previamente, había trabajado durante varios años como gobernanta de hotel tras sus estudios de Hostelería. Cuando la persona que ocupaba en Pineda el cargo de jefa de personal se jubiló, el colegio creyó oportuno ofrecerle el puesto a María Jesús, ya que en los años que estuvo estudiando en Pineda demostró ser una alumna excelente. Ella aceptó encantada y nos cuenta que en su primer año le resultó tarea fácil integrarse. Aparte de lo bien que le acogieron, Pineda ya le resultaba familiar.

Ella asegura que su trabajo le apasiona y le encanta interactuar con el resto del personal, pero sin embargo encargarse de mantener las enormes instalaciones de Pineda y su logística “requiere de mucho esfuerzo”. Debe estar al pie del cañón diariamente para solucionar cualquier imprevisto durante toda su jornada laboral.

Este atípico año nos está demostrando la verdadera importancia que tienen todas esas personas que al igual que María Jesús, se ocupan del sector del mantenimiento. Ella nos explica las nuevas medidas que han tenido que tomar respecto a la COVID-19 como, por ejemplo, utilizar productos específicos para la desinfección, cuando antes solo eran productos de limpieza. Como era de esperar, la frecuencia con la que limpian los baños también es mayor. A favor de nuestro objetivo de dar voz al personal, ella cree que debe al menos reconocerse a las personas que están detrás de este trabajo y considera que serviría de mucha ayuda que las alumnas y profesoras sean más conscientes de no ensuciar, porque esto ayuda a que su tarea sea más fácil.

También hemos entrevistado a uno de los jardineros. Henry lleva trabajando en esta escuela desde hace 4 años. Llegó a trabajar aquí gracias a su padre, que también trabaja en este colegio. A él en cambio los primeros años le costó un poco adaptarse ya que sentía mucha responsabilidad, pero ahora, está más integrado.

Su rutina comienza comprando los materiales y herramientas necesarias para desarrollar su trabajo. Él también trabaja en el parque de Bellvitge y en otros lugares. Respecto al COVID para él también ha cambiado todo, porque hay que tener más cuidado, y ahora las normas son mucho más estrictas de lo normal. 

También hemos hablado con un compañero de Henry llamado Toni que lleva trabajando en este recinto escolar desde hace 5 años. Trabaja en otros colegios y llegó al nuestro gracias a su empresa. Su primer año no le resultó difícil. A él le gusta trabajar aquí, ya que se adaptó bien y le acogieron estupendamente desde el principio. Este trabajo tiene retos y dificultades como cualquier otro, como por ejemplo evitar que les pase nada a las alumnas cuando están trabajando. El horario que tienen es distinto al de ellas. Desde las 7:30h a las 15:00h, hacen una jornada intensiva de trabajo.

Con el COVID, nos cuenta, “ha habido bastantes cambios respecto a las normas”. Ahora a cada uno de ellos les han asignado una herramienta, porque no pueden compartirlas ya que esa es la nueva norma para no propagar el Covid. La rutina de los jardineros que trabajan día a día en nuestro colegio suele ser distinta. Cada día realizan tareas diferentes: unos días podan, riegan las plantas, otras limpian la zona, cortan el césped… Su rutina “es como el pez que se muerde la cola, empiezan por una parte y terminan por otra”, nos cuenta Toni.

Para él unos “buenos días” siempre son bien acogidos. A todos nos gusta que nos saluden y se despidan de nosotros. ¿Por qué no hacer lo mismo por todo el personal de Pineda, en especial estas personas que en el día a día pueden pasar desapercibidas? Estas entrevistas nos han acercado más a ellas y nos han ayudado a valorar la importancia de su trabajo diario.

Authors

, ,
close

El més recent