Hervé Thera en la actualidad. (Fuente de la imagen: H. Thera)

Hervé Thera: “La manera de vivir en Malí es muy diferente a la de aquí”

52 views

Hablamos con Hervé, un chico de 29 años que huyó de la guerra en su país con destino a Pamplona

Hervé Thera nació en Malí en 1992 y actualmente vive en Pamplona. Estando allí, la vida de Hervé se cruzó con la de una mujer llamada Blanca Beorlegui, cuando él tenía tan solo 3 años. Blanca empezó a cuidar de Hervé y acabó convirtiéndose, de alguna manera, en su madre adoptiva.

Cuando Hervé tenía 12 años se mudó a Ségou con Blanca y se graduó en el instituto. Cuando acabó se fue solo a la Universidad de Bamako, en la capital. Allí empezó a estudiar audiovisuales. Esta universidad estaba situada cerca del palacio del presidente del Gobierno. Una mañana de 2012, un policía irrumpió en la clase donde estaba Hervé y les comunicó que el ejército había dado un golpe de estado. 

Blanca se fue a Pamplona. Y, tras muchas complicaciones, Hervé también consiguió huir de la guerra de Malí, dejando a toda su familia allí. Y se fue a vivir con Blanca a Pamplona.

Actualmente Hervé está trabajando en varios proyectos. Trabaja en MEDIAPRO, una productora audiovisual de Barcelona. Pero también está en una empresa de San Sebastián, ayudando a muchos inmigrantes que necesitan hablar con alguien, que necesitan ayuda y alguien que les pueda hacer traducciones. Y además, Hervé, es un apasionado del fútbol. Y juega en un equipo.

¿Acabaste terminando la carrera?

Sí, llegué a terminarla.

¿Se nota la diferencia entre estudiar en Pamplona y estudiar en Malí?

Hay una diferencia muy grande. Porque nosotros, en Malí, tenemos una educación bastante nula comparada con la de Pamplona.

¿Te afecta de alguna manera en tu día a día lo que viviste en Malí? 

Realmente no, lo único que me afecta más es la manera de relacionarme con la gente, porque es muy diferente como nos relacionamos en Malí y cómo se relaciona la gente aquí. No es un freno pero sí algo diferente.

¿Qué diferencias hay entre la gente de Malí y la gente de Pamplona?

Hay una diferencia brutal. Aquí en Navarra, la gente es muy cerrada. Nosotros, en Malí, somos mucho más abiertos. Un conocido puede ser como de la familia; como si fuera un primo, un tío…

¿En qué pensabas o de qué tenías miedo cuando estabas viendo como caían las bombas en la residencia del presidente del Gobierno? 

No sé qué pensaba, pero era una situación nueva para todos los que estábamos ahí. Fue un momento de shock, y a la vez, queríamos saber qué estaba pasando realmente. Tuvimos la oportunidad de ver como caían las balas y las bombas, pero teníamos la sensación de no saber qué iba a pasar después. Se nos ocurrieron muchas preguntas que no tenían respuesta.

¿Profesionalmente, tienes pensado hacer algo sobre la experiencia que has pasado? 

He escrito un libro sobre mi experiencia pero no está publicado. Hay cuatro ejemplares: uno para mi madre, otro para mis abuelos, otro para mí y uno más.

También me gustaría hacer documentales, para enseñar cómo es mi país y poder hablar de la pobreza que hay, la falta de educación que tienen y, a la vez, aprovechar para mostrar que esa gente también existe.

Tuvimos la oportunidad de ver como caían las balas y las bombas, pero teníamos la sensación de no saber qué iba a pasar después.

¿Cómo es tu relación ahora con Blanca?

Es una relación de madre e hijo.

Hervé Thera con Blanca Beorlegui. (Fuente de la imagen: H. Thera)

¿Dónde crees que estarías si no hubieras conocido a Blanca?

Seguramente estaría en un pueblo, en el sur de Malí, tirando hacia la frontera de Burkina Faso. Yo creo que estaría con una mujer, tres hijos y viviendo de la agricultura o quizás tendría una granja de animales… no lo sé.

¿Qué te dijo tu familia biológica sobre que te fueras a Ségou con Blanca?

Al principio mi madre biológica no quería. Veía que iba a perder a un hijo. Pero al final vio que era mi decisión y no se opuso.

¿Sigues en contacto con tu familia biológica?

Sí, hablo con mis hermanos, con mis sobrinos, con mi madre y con mi padre.

¿Cuántos hermanos tienes?

Somos 10 hermanos. Un equipo de fútbol.

¿Cómo fue tu llegada a España?

Fue una llegada más sencilla de lo que esperaba. Ya vine en 2008 de vacaciones así que más o menos ya sabía a dónde venía. Pero las circunstancias no fueron las mismas, en ese momento vine de vacaciones y cuando volví era para estudiar. 

¿Cómo es tu vida ahora en España?

Es una buena vida. Al acabar la carrera me fui a Madrid, después fui a Australia, y finalmente volví a Madrid. Así que no me quejo.

¿Tienes pensado volver a Malí?

Tengo muchas ganas de ir de vacaciones. Me gustaría mucho hacer películas, vídeos y documentales allí. Pero quedarme sería bastante complicado. Por ejemplo, si en un futuro tengo una mujer europea, no sería fácil irme a vivir a Malí.

Cuéntanos un recuerdo que tengas de tu vida en Malí.

Tengo muchos recuerdos bonitos a la vez que peligrosos. Solía jugar con mis amigos en la calle, íbamos sin camiseta, íbamos al pueblo y el deporte que hacíamos era correr en la calle, no teníamos un parque para jugar, bebíamos agua del lago…También recuerdo que me gustaba estar con los animales.

¿Cómo es la vida en Malí ahora? ¿Cómo viven tus hermanos y tus padres allí?

La vida en Malí ha cambiado mucho. Cuando salí de allí, mis hermanos y amigos no tenían su propia familia, ahora la mayoría están casados y con hijos. Ahora mis padres son mucho más mayores. Y también ha habido un gran cambio de seguridad a causa de la guerra, pero justo salí de Malí cuando estos cambios empezaban.

En agosto de 2020 se produjo otro golpe de Estado en Malí. ¿Crees que esto ha mejorado la situación del país o al contrario? ¿Cuál es la situación política y social ahora mismo?

Yo pienso que un golpe de estado nunca es una solución para el desarrollo de un país, aunque antes creía lo contrario. Creo que la situación no ha mejorado, aunque ya no esté el mismo presidente ni el mismo gobierno. Diría que el cambio llega poco a poco, es decir, es difícil que haya un cambio radical y todo vuelva a ser como antes. Yo creo que aún les queda un largo camino para volver a encontrar la estabilidad. Y es que la situación política es muy mala, hay un gobierno que no está elegido, son los golpistas. Y hasta que no haya elecciones legales y democráticas, la situación política va a estar mal. La situación económica también es mala, faltan recursos. Tampoco hay mucha seguridad… y todo se junta.

¿Cómo están viviendo la pandemia allí?

Están viviendo la pandemia sin ningún cuidado, han oído hablar del coronavirus pero no le hacen caso. Creen que es un montaje de los europeos para matar a los africanos.

¿Qué es lo que más echas de menos de Malí, de la forma de vivir, de la cultura? 

La cultura realmente no me afecta mucho, pero de la forma de vivir sí que echo de menos muchas cosas, como poder hacer lo que quiera, hacer ruido cuando quiera sin que llamen a la policía, poner la radio donde quiera… 

Hervé Thera en Malí. (Fuente de la imagen: H.Thera)

¿En qué se diferencian la gente de Malí de la de España? 

Depende de en qué sitio de España. Por ejemplo, cuando estuve en Madrid, la gente es bastante multicultural, y me lo pasé muy bien. De la gente de Barcelona no puedo decir mucho porque he ido en momentos puntuales. De la gente de Pamplona diría que suelen ser bastante secos. Y de la gente del sur, los que he conocido son buena gente y más abiertos. En Malí son todos muy abiertos y sociables.

¿Qué cosas son las que más se valoran en Malí?

En Malí se valora mucho la comida; porque para vivir hay que comer. Y también la familia, por supuesto.

Si tuvieras que resumir en una frase todo lo que has vivido, ¿cuál sería esa frase?

Diría que es algo irrepetible. Porque esta historia nunca la volveré a vivir.

¿Qué has aprendido con todo lo que has vivido?

He aprendido muchas cosas, pero diría que lo más importante es el cambio que he hecho en humildad, cariño, respeto y en valorar la vida y a la gente que está a mi alrededor. 

¿Cuáles son tus sueños profesionales? 

Mi sueño más grande sería tener una productora que me permitiese hacer vídeos y documentales por el mundo entero, hacer películas de historias que realmente merezcan la pena e ir a la búsqueda de historias reales, porque la ficción es muy buena y entretenida pero lo vivido es único y la ficción no puede sustituir a la historia. 

¿Te gustaría algún día hacer algo por la gente de tu país de origen, de Malí?

Me gustaría mucho ir a Malí a enseñar, a ayudarles a entender cosas de la vida, decirles que la manera de vivir la vida en Europa y en África es muy diferente y les diría también cómo es la perspectiva de Europa hacia África, ya que es muy errónea. Yo he tenido la oportunidad de tocar las dos culturas, y me gustaría explicar cómo son las cosas en realidad.

Diría que lo más importante es el cambio que he hecho en humildad, cariño, respeto y en valorar la vida y a la gente que está a mi alrededor. 

Redactors juniors

close

El més recent