Felipe de Edimburgo con su mujer, la Reina Isabel II. (Fuente: El País)

El Duque de Edimburgo: la mano derecha de la Reina Isabel II

53 views

Repasamos la trayectoria de Felipe de Edimburgo un mes después de su fallecimiento

Por: Marian Hidalgo

El pasado 9 de abril, Buckingham Palace comunicó al mundo que el Duque Felipe de Edimburgo había fallecido a los 99 años en el Castillo de Windsor, dejando así un vacío enorme en la ciudadanía y un duro golpe para su familia. Especialmente para la Reina Isabel II de quien ha sido siempre su mano derecha en todo su reinado como monarca del Reino Unido. Felipe iba a cumplir el 10 de junio sus esperados 100 años, una fecha muy especial. A sus 99 años ha sido el consorte monárquico más longevo de la Corona Británica.

El pasado mes de marzo fue ingresado en el hospital privado King Edward VII, a causa de una infección. Y dos semanas después fue sometido a una operación cardíaca que concluyó con gran éxito. Tras un mes hospitalizado abandonó el hospital en su coche privado para dirigirse a su hogar. 

Tras su fallecimiento vamos a repasar momentos puntuales de su trayectoria desde que nació hasta que falleció:

Felipe de Edimburgo nació el 10 de junio de 1921 en Corfú. Era hijo de Andrés de Grecia y Dinamarca y de Alicia de Battenberg. Tuvo 4 hermanas y todas ellas fueron casada con príncipes alemanes. A sus 18 meses madre e hijo se mudaron a Londres donde adquirió una educación tanto alemana como británica porque en Grecia con su tío tenían problemas políticos que le llevó a la abdicación. Su tío Luis Mountbatten fue su propio asesor cuando estuvo en Londres.

Cursó la carrera de militar en Gran Bretaña. Su situación familiar cada vez era más complicada; podríamos decir que su familia navegó entre el trono y el exilio, atravesando guerras, vergüenzas y tragedias familiares. Su tío Luis Mountbatten dejó por herencia el título de Mountbatten a su sobrino Felipe pero en aquel entonces decidió no utilizarlo, pero aún así sirvió a la Marina Real del Reino Unido. Llegó a participar en la Segunda Guerra Mundial como combatiente.

No fue hasta los 18 años que conoció a su futura mujer y futura Reina de Inglaterra, Isabel II, su prima tercera, que en aquel entonces contaba apenas con 13 años de edad. Desde un primer momento Felipe no era el candidato ideal para la familia. Pasaron 8 años desde aquel encuentro y no fue hasta el 20 de Noviembre de 1947, cuando por fin se dieron el “sí, quiero”

La boda tuvo lugar en la abadía de Westminster. Fue un día que muchos británicos jamás olvidarán ya que empezaría una nueva era para la corona. Se casaron delante de 2.000 invitados y la boda fue retransmitida por radio y la escucharon más de 200 millones de personas de diferentes continentes. Fue una boda que, sin duda alguna, estuvo marcada por los pequeños contratiempos que han salido a la luz transcurridos los años. 

Felipe fue nombrado, gracias a su matrimonio, tal y como lo hemos conocido después: Felipe de Edimburgo. Así pues pasó a formar parte de la monarquía británica, tuvo que renunciar a su religión ortodoxa y pasar a formar parte de la anglicana. Cambió también de nacionalidad y de apellido -adoptó el materno Mountbatten-, al mismo tiempo que renunció a sus derechos de sucesión de Dinamarca y Grecia.

En referencia a la coronación, Eduardo VII del Reino Unido abdicó y el trono pasó a ser de su hermano Jorge VI del Reino Unido. La futura heredera iba a ser su sobrina Isabel II. Durante el año 1951 la salud del Rey Jorge empezó a empeorar hasta que desgraciadamente el 6 de febrero de 1952 falleció. Fue Felipe quien transmitió está terrible noticia a su mujer Isabel. Así pues, a sus escasos 25 años de edad, fue coronada como Reina de Inglaterra. Fue un 2 de junio de 1953, acompañada de su marido, al cual le otorgó el título de príncipe del Reino Unido. 

Felipe tuvo con Isabel 4 hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. Carlos es quien a día de hoy es heredero al trono una vez su madre fallezca. Tanto Carlos cómo Ana nacieron antes de la coronación y por lo tanto su infancia estuvo marcada. Sus padres tenían que acudir a eventos reales y por eso tuvieron que dejarles día sí día también con las niñeras de palacio, por lo tanto Ana y Carlos no tuvieron esa infancia rodeada de sus padres que todos los niños desean. 

Los británicos empezaron a coger un cierto aprecio a Felipe, quien siempre fue la mano derecha de la monarca hasta el último momento. No fue hasta el 1960 cuando empezó a dedicar gran parte de su tiempo a múltiples organizaciones benéficas, eventos oficiales, viajes… llegando a asistir a un número de actos que son impensables. Cabe recalcar que siempre andaba dos pasos detrás de la reina, para que toda la atención cayera sobre ella.

Al mismo tiempo que hacía su deber de acudir a todos sus eventos reales, lo compaginaba con sus aficiones: jugar al polo, la conducción y la navegación.

En 2011 fue ingresado por problemas cardíacos y en 2013 fue sometido a una operación abdominal. Tras estas operaciones poco a poco iba reduciendo su apretada agenda oficial. Pero sólo en el 2015 asistió a 300 actos públicos, que ya es decir. 

Tras ser la mano derecha de Isabel II tantos años, Felipe se retiró de la vida pública en 2017 por su avanzada edad y por problemas de salud que sufría que no le permitían estar al pie de cañón como siempre ha estado, con su mujer.

Felipe, siempre ha sido la roca de Isabel II en todos estos años. Ha sido una persona clave para todos los ciudadanos británicos con su alegría y humor que siempre desprendía en cada lugar al que iba.

Redactors juniors

close

El més recent