Los videojuegos cada vez están más integrados en las escuelas. Fuente: El País.

Una nueva era educativa: Los videojuegos como método de enseñanza

/
84 views

Un videojuego puede ser una herramienta tan divertida como eficaz

Por Adriana Lomeña

Todo cambia a pasos agigantados y la educación no es una excepción. Nuevos métodos de enseñanza aparecen cada día, entre ellos los videojuegos, los cuales se van integrando en los espacios académicos poco a poco. 

Un ejemplo reciente que hemos visto aquí en Pineda ha sido el proyecto SimCity, realizado por las alumnas de 3º de ESO. El juego les permitía crear su propia ciudad, diseñando un plan de energías renovables para fomentar el consumo responsable y lograr un sector terciario desarrollado.

Alumnas del Colegio Pineda aprendiendo con SimCity. Fuente: Propia

Este proyecto, impulsado por Isabel Muñoz, profesora con gran experiencia en el centro educativo, está basado en la metodología PBL (Proyect Based Learning). Se trata de un método de enseñanza en el que los docentes trabajan de manera colaborativa, ejecutan proyectos prácticos, desarrollan un marco amplio de habilidades y aplican sus conocimientos. Tal y como explica Isabel, las alumnas destacan el proyecto de SimCity como uno de los que más les ha gustado y han disfrutado. Siempre recordarán, por ejemplo, que con un videojuego se puede aprender geografía.

Mando de videojuego encendido. Fuente: El Sol del Centro

“Las alumnas pueden aprender de una forma novedosa adaptada a nuestros tiempos, donde las tecnologías están tan presentes como los libros. Pienso que un videojuego puede ser una herramienta tan divertida como eficaz.”    

Isabel Muñoz López

Analizando este proyecto, podemos sacar en claro que fomentar la curiosidad es clave para evitar el conformismo y darle a los alumnos esa necesidad de aprender. “Creo que el gran debate de hoy consiste en hacer atractivo el aprendizaje y la enseñanza. La sociedad y el conocimiento han cambiado, han aparecido las nuevas tecnologías y esto está haciendo que se cuestionen algunos dogmas de la educación tradicional”, explica Isabel. 

Esto último me pareció muy interesante. ¿Es posible que nuevos métodos como estos vayan a sustituir todos los principios de la educación tradicional? Isabel explica que ella no lo ve como un método de enseñanza, sino que lo acompaña. Algo parecido opina Jordi Roig, maestro de producción de videojuegos en La Salle Campus Barcelona. “No creo que los videojuegos tengan que sustituir totalmente a nada. Creo que puede ser una herramienta muy buena como complemento a los métodos tradicionales”.

Mujer utilizando unas gafas de realidad aumentada. Fuente: Computer hoy

Pongamos como ejemplo a Laura, que está estudiando los géneros periodísticos. Si simplemente le damos la información y hacemos un examen, cabe el peligro de que Laura memorice, lo retenga lo suficiente como para escribirlo en el examen y a los pocos días, se olvide. La cruda realidad en la vida del estudiante. Por otro lado, si además de esto, le pedimos que ponga en práctica lo aprendido diseñando con sus compañeros una revista, no solo se hace más ameno, sino que se enseña que lo que están estudiando tiene una utilidad práctica más allá del aula. 

Además de contribuir a aumentar la facilidad del aprendizaje a través del descubrimiento, los videojuegos pueden ayudar a mejorar las relaciones entre el alumnado. “Durante la escuela es típico que se creen rivalidades entre alumnos, que a veces se traduce en bullying y malos ratos”, cuenta Jordi. “Debería ser aplicado en escuelas como herramienta de socialización, y en asignaturas de carácter de formación de persona, como tutorías, filosofía o similares.”

“Creo que los videojuegos pueden ser más útiles si se usan como herramienta para fomentar relaciones y ayudar a las personas que les pueda costar más socializar”

Jordi Roig, profesor universitario en La Salle
Alumnas del Colegio Pineda aprendiendo con SimCity. Fuente: Propia

Durante décadas los videojuegos han tenido la reputación de ser malos para los jóvenes, pero esto vuelve a demostrar que no tiene por qué ser así. ¿Acaso aprender no es cambiar? Ideas como estas nos enseñan que hay muchas maneras de aprender, no debemos cerrar las puertas a la innovación y la creatividad, al fin y al cabo tan importante es lo que aprendes como el camino que recorres para hacerlo. 

Redactors juniors

close

El més recent