'Kindness is a superpower'. (Fuente de la imagen: unsplash.com)

¿Acaso ser amable importa?

/
78 views

No debería pasar un solo día en que no tengamos un gesto amable con los demás

Por Marta de la Higuera

Parece que hoy en día no está de moda ser amable. Es mucho más frecuente encontrar en nuestra vida diaria personas serias y antipáticas. La mayoría van por la calle con cara amarga y muchas veces parecen enfadadas. Si les preguntas alguna cosa, puede que te contesten mal o que ni siquiera te contesten y cuando alguien tarda más de 3 segundos en arrancar el coche, porque se ha puesto en verde el semáforo, ya está recibiendo pitidos de los vehículos que van detrás…. e incluso insultos y malas caras.

Me pregunto cuál es el motivo por el cual actuamos así. ¿Cómo es que no nos damos cuenta que lo que hace al mundo “agrio” es la falta de amabilidad?

Foto de una frase de la Madre Teresa de Calcuta. Fuente: Pinterest

Cuando uno es amable, ayuda a sobrellevar las “mochilas” a los demás. A veces pasamos por momentos difíciles, por situaciones complicadas, dolorosas, y encontrarnos con una persona que nos dice unas palabras amables es un regalo, porque nos aligera el peso que llevamos, nos anima y nos da esperanza y el efecto de esas palabras nos puede durar mucho tiempo.

No debería pasar un solo día en que no tuviéramos un gesto o una palabra amable con alguna amiga, con algún familiar, con algún vecino o con algún desconocido… Además, la amabilidad se contagia, de tal forma que si alguna persona recibe un gesto de amabilidad, y no sabe ser amable, aprenderá a serlo siguiendo tu ejemplo.

Foto que simboliza a tres amigos cogidos y sonriendo. Fuente: @opusdei

Ser amable no es difícil, porque no hace falta hacer cosas extraordinarias. Basta saber ponerse en el lugar de la otra persona y hacer por los demás alguna cosa con generosidad y actitud cordial. Es tener un detalle de cariño con aquella amiga que sabes que lo está pasando mal y no pretender que te devuelva nada a cambio. A veces basta con una palabra, una sonrisa o un pequeño gesto para que esa persona se sienta más feliz.

Cuándo estamos tan centrados en nosotros mismos que somos incapaces de tener un detalle amable con alguien que lo necesita es cuando nuestra vida empieza a ser triste y vacía. Siendo amables, seremos mucho más felices. Hagamos la prueba, intentemos ser amables al menos una vez al día con alguna persona. A veces bastará con un simple “gracias”, “perdón” o un “¿qué tal estás?”. No hace falta buscar expresamente las ocasiones para ser amables porque nos las encontraremos en nuestra vida diaria de forma natural y debemos aprovecharlas. Ese día, si lo hacemos, habrá en el mundo dos personas un poco más felices, ya que está comprobado que cualquier persona siempre será más feliz dando que recibiendo.

Para terminar, estas dos frases de la Madre Teresa de Calcuta creo que resumen muy bien este artículo, y dicen así: “Quién no vive para servir, no sirve para vivir” y “Que nadie venga a ti sin irse mejor y más feliz”. Así que sí, creo que ser amable es importante.

Redactors juniors

close

El més recent