El Tibidabo es uno de los símbolos más emblemáticos de Barcelona. Fotografía: Boris Yue (Unsplash)

El Tibidabo cumple 120 años

Repasamos los momentos más destacados de la historia del mítico parque de Barcelona

Por: Dhanya Castro


El pasado 29 de octubre de 2021 el parque de atracciones el Tibidabo cumplió 120 años. El Tibidabo fue inaugurado el 29 de octubre de 1901, es el parque de atracciones más antiguo de España y entre los cinco más longevos, y por ello prepara una gran celebración.

El Tibidabo cuenta con un histórico museo de autómatas, considerado una de las mejores colecciones del mundo y que incluso Walt Disney intentó comprar ofreciendo un cheque en blanco en 1957.

La celebración, que se celebró el sábado pasado, estrenó una nueva experiencia, el Tibitour, una visita guiada que enseñará toda la parte histórica del recinto.

Un poco de historia sobre nuestra ‘Montaña Mágica’

El Tibidabo, al que solo superan en antigüedad en Europa, el Dyrehavsbakken de Dinamarca (1583), el Prater de Viena (1766) y el Gardens Tívoli de Copenhague (1843), empezó a construirse el 16 de junio de 1900, impulsado por el doctor Salvador Andreu, y abrió sus puertas el 29 de octubre de 1901 y se dio a conocer como la ‘Montaña Mágica’.

La primera década se caracterizó por pequeñas diversiones como telescopios, prismáticos, columpios, juegos de bolos, espejos, autómatas o estación de palomas mensajeras.

En 1915 inauguró su primer ferrocarril aéreo, que fue el inicio de las grandes atracciones del parque, y un año más tarde habilitó algunas salas para acoger una exposición temática sobre la Primera Guerra Mundial.

En 1921 se construyó la Atalaya, una imponente estructura metálica de 50 metros de altura que asciende a los visitantes hasta situarlos a 551 metros sobre el nivel del mar. Es una atracción única en el mundo, que en sus inicios incluso decía la leyenda que tenía propiedades curativas, como que los niños con tos ferina se curaban si estaban unos minutos en aquellas alturas.

En 1928 el parque instaló el primer simulador de vuelo, una réplica del avión que hizo el vuelo Barcelona-Madrid, que aún hoy es uno de los emblemas del Tibidabo. En la década de los años 50 se crearon numerosas atracciones como el teleférico, las ollas voladoras, el tren miniatura, los coches eléctricos, el castillo encantado y la casa de las sorpresas.

En 1953 se instaló la primera noria del parque y en 1961 la montaña rusa. El presidente del Parque de Atracciones Tibidabo SA (PATSA), que es el concejal Albert Batlle, destaca que, desde su inauguración, el parque se ha consolidado como un parque comprometido con la sociedad y actualmente colabora con más de 14 entidades y fundaciones en labores solidarias.

En 120 años de historia la única tragedia que ha vivido el parque tuvo lugar en 2010 cuando cayó el mástil de la atracción de El Péndulo y una joven de 15 años falleció en el accidente, mientras otros tres menores resultaron heridos. La atracción del Péndulo fue eliminada.